Solucionar la humedad de las paredes de tu casa

Humedad en paredesLas humedades en las paredes indican que existe una filtración de agua procedente, ya sea del exterior o del interior, por ejemplo de casa de un vecino. En cualquier caso, ante estas circunstancias merece la pena tener la vivienda asegurada para que los daños producidos por el agua sean costeados por la compañía. No obstante, en este artículo explicaremos como los profesionales arreglan este tipo de siniestros y consiguen que desaparezca la humedad de las paredes de tu casa.

Primer paso

El primer paso sería arreglar la filtración de agua, es decir, identificar la causa que hace que aparezca humedad. Intentar eliminar la humedad de las paredes previamente sería absurdo, porque volvería a aparecer la mancha, ya que el problema original no se habría solucionado. Así que lo primero es que los técnicos o especialistas lo arreglen. Finalizada esta fase empezarían con la desaparición de la mancha o manchas de la pared.

Segundo paso

Las manchas producidas por la humedad son fácilmente reconocibles. Suelen ser de color amarillo mostrando tonos negruzcos en los bordes de la mancha. También es posible que parezca como una gran cantidad de círculos negros. Otra de las consecuencias es que la pintura se despega de la pared en la zona dañada, lo que indica que se debe actuar de inmediato. Lo primero sería proceder a raspar toda la zona dañada utilizando una espátula. No se trata de una técnica complicada, pero sí que hace falta tener práctica, ya que hay que eliminar el material residual dañado, pero no crear nuevas cicatrices sobre la pared, por lo que es mejor que un profesional con experiencia sea quien arregle estos daños.

Tercer paso

Una vez ya hemos saneado la pared por medio del raspado y ha desaparecido todo el material adherido a la pared pero que está en el mal estado, debe aplicarse la selladora. Esta es un producto que los profesionales utilizan para aislar esa zona de posibles humedades. Suele ser de color blanca y las hay de diversas marcas. Pueden adquirirse en tiendas especializadas. La selladora puede aplicarse con rodillo o brocha y su principal cometido es fijar la zona y aislarla de las humedades.

La selladora se aplica en la pared al igual que la pintura, con rodillo o brocha. Su función es la fijación de la zona dañada

La selladora se aplica en la pared al igual que la pintura, con rodillo o brocha. Su función es la fijación de la zona dañada

Cuarto paso

Una vez la selladora aplicada en la pared está seca, los profesionales inician la operación de enmasillado. Si la zona afectada ha producido un cráter profundo, entonces es posible que deban realizar esta operación en más de una ocasión, dos o tres veces, eso sí, cada una con su proceso de secado. Una vez la masilla ha secado hay que lijar la zona y dejar toda la superficie al mismo nivel, para después empezar a pintar.

Con estas acciones desaparecen con toda seguridad la humedad de las paredes de tu casa.

Social tagging: > > > > >

Deja un comentario

*
= 5 + 0